?

Log in

hd remix




Time line
21st February - Fest opens for Prompting
25th February - Fest opens for Sign-ups
5th April - Submissions Due
9th - 15th April - All Submissions Posted at hd_remix.


LABCITEC S. A. de C. V.

En el marco del programa de investigación y desarrollo que realiza LABCITEC, nuestra empresa está buscando colaboradores para el departamento de Ingeniería. En esta ocasión, la colaboración será por un periodo de 6 meses, en un proyecto biotecnológico en su fase de escalamiento, en el cual se pagarán mensualmente $15,000.00 M/N
Perfil para apoyar al Departamento de Ingeniería

Se solicitan egresados de las siguientes carreras:

  • Ing. en Biotecnología

  • Ing. Bioquímica

  • Ing. Química

  • Lic. en Matemáticas o Matemáticas Aplicadas

  • Lic. en Física

  • Ing. Civil

  • Arquitecto o Ing. Arquitecto

Con habilidades para el planteamiento y resolución de modelos matemáticos.

Experiencia comprobada en el uso de software como: Mathcad, Matlab, Mathematica, etc., para el modelamiento y la simulación de procesos.

Experiencia en la elaboración de planos con Autocad.

Nivel intermedio en el dominio del idioma inglés: lectura, análisis y discusión de artículos oral y escrita.

Se requiere que la persona sepa trabajar en equipo y que tenga iniciativa propia.


Los interesados en colaborar con el área de ingeniería favor de enviar CV al Dr. Carlos Gómez al correo carlos.gomez@labcitec.mx

Pronto un nuevo Fest!!! o.o!!!




Travel Fest2014
Un nuevo Fest ¡Pronto! en hd_espanol

Tags:

Un año más -Fic-

Un año más
By Marpesa Fane-Li

Disclaimer: Harry Potter es propiedad de J. K. Rowling, Bloomsbury Publishing, Scholastic Inc. y AOL/Time Warner Inc. Nadie gana ningún beneficio económico con esta historia. Además de que las frases utilizadas son de autores varios.

Resumen:
Un día más en el que veo pasar, ya van exactamente con el día de hoy 33 años de mi existencia.

Advertencias: Muchos errores ortográficos, u_u Sin betear.

Notas de Autor: Esto posiblemente haya salido por no comer bien, y estar encerrada jajajaja quiero ir a la tienda pero no puedo, creo que me voy a perder, Por el momento estoy en Londres, tranquilos, no el país, así se le llama al edificio en el que me encuentro.
Creado por el cumpleaños número 33 de Harry Potter.

[Celebrando]
....::::,,,,,::::.....

Un día más en el que veo pasar, ya van exactamente con el día de hoy 33 años de mi existencia, once años de ella tratada como un monstruo en el que solo robaba oxigeno a mis tíos, quienes no me querían ver ni en pintura, tratando de dar lo mejor de mí para que pudiera alcanzar aunque sea unas cuantas migajas de pan para poder alimentarme, a veces no importaba si la comida que me dejaban de sobra tenía moho, no, eso era lo de menos, de tantas veces que las daban en ese estado, hasta pude obtener defensas contra esas levaduras que a cualquiera pudo haberle causada alguna indigestión muy grave... fracturas que me causaban los golpes de mi primo Dudley, con él aprendí a defenderme, hubo una ocasión en que casi muero en sus manos, afortunadamente para mí, su último golpe erro y salí corriendo para refugiarme en mi alacena, mi único lugar donde estaba a salvo de los gritos, golpes y abusos.

Los otros siete años en los que supe que era no un humano normal y corriente, sino que era especial y no un monstruo como quería que mis tíos me vieran, sino la causa del por qué ellos me decían eso, era un Mago, y no cualquier Mago a lo que me dijeron, era sin lugar a dudar el Niño-que-vivió. que con tan solo un año y tres meses pude derrotar al mago mas poderoso y temible en ese momento, a Lord Voldemort, tanto así era el temor que causaba que no mencionaban su nombre, ya que cuando querían hablar de él, simplemente decían: El-que-no-debe-ser-nombrado, por ello es que evitaban hablar de él. Sin embargo, no siento que haya sido yo quién lo haya derrotado, eso se lo debo a mi madre, quién dio su vida para protegerme, ella puso un hechizo muy antiguo que ayudo a protegerme con un gran escudo, un escudo de sangre, lo único que me hizo esa maldición asesina al momento de impactar contra mí, fue una cicatriz en forma de rayo, y con ello es que me pueden identificar como el Gran Harry Potter.

Posteriormente, esos siete años en los que estuve en la Escuela de Magia y Hechicería llamada Hogwarts ese ser volvió, no estaba muerto como muchos quisieron creer, estaba muy débil, tanto que hasta tuvo que tomar sangre del ser más puro que existe en este mundo, sangre de un Unicornio... cada año intentaba retornar dese las sombras para poder gobernar sobre el Mundo Muggles y el Mágico, pero algunas ocasiones pude frustrar sus planes, pero no porque me lo propusiera, sino porque como bien dijo una vez -mejor dicho siempre me lo recalca- es que tengo una gran estrella protegiéndome, lo que apenas descubrí es que cuando él me decía eso, no era para estar ofendiéndome, era fuera difícil de creer, me estaba haciendo un cumplido, ya que tenía a mis padres en el cielo protegiéndome, lo digo porque su forma de ser no es para estar haciendo cumplidos o tratar bien a la gente que no toleraba o le había hecho algún descontento antes de ser tratado.

Lo que nunca me ha gustado es que la gente de mi alrededor me oculte cosas, -como el hecho de que soy un mago- para según ellos puedan protegerme, pero sino sé de que me querían proteger entonces cómo es qué iba a saber en dónde no meterme, él único que me ha dicho todo a la cara y sin ningún tapujo es él, siempre ha sido él, aunque en su momento no lo hubiera visto, tan cegado como estaba, y más por el hecho de que controlaban mi vida, hasta para saber como pensar, a tal punto que me case con la persona que no amaba.

Él me odio por mucho tiempo después de eso, ya que trataba de ayudarme a quitarme esas cadenas que tenía puestas por propia voluntad, según me decía, que estaba tan cegato y no por el hecho de que utilizara lentes con una buena graduación, sino porque no quería ver lo obvio del asunto, dejo de hablarme, mi esposa noto mi cambio, tan apagado, sin vida, sin nada por lo que luchar, hasta que un día ella me dijo que estaba esperando un hijo, fue el momento más feliz que pude tener en esa existencia vacía, sin embargo, no todo es felicidad, me enteré que él también se casaba, con una de esas niñas ricas que tanto le molestaban, pero no tenía derecho a reclamar, había hecho lo mismo, me sentí tan mal, ya que tenía lo que realmente quería en mis manos, al punto de tocarlo con la punta de mis dedos y no soltarlo, pero no, comos siempre tuve que hacer caso a lo que la sociedad pedía de mí.

Casarme con Ginevra Weasley.

Intente olvidarte, sin embargo, no pude, por ello es que cada día iba al Departamento de Asuntos Financieros, tal vez, solo tal vez me dirigieras la palabra y no solo la mirada como de reconocimiento que todo mundo pensaba, no, esa mirada era de reproche; cada vez que me encontraba contigo, me hundía en ese hoyo tan profundo que no sabía si ya estaba tocando fondo, cuán equivocado estaba, el día en que toque fondo y sin ninguna posibilidad de volver a ver la luz, fue cuando me entere que mi primogénito en realidad no lo era...

Esa ocasión llore tanto, me desaparecí por un par de días, para que mis hijos no vieran el estado catatónico en el que me encontraba, por qué aparte de él, tenía otros dos hijos más, afortunadamente supe que ellos eran de mi sangre, ya que el segundo era una replica exacta de mí, y la niña, tenía el mismo tono de cabello de mi madre, las mismas facciones, solo que sus ojos eran de un azul, como los de su madre, la persona que me encontró fue Luna, quién podía confiar, ya que veía el mundo de una forma muy distinta a las demás, ella quién no me haría ninguna pregunta, quién solo me oiría, quién secaría mis lagrimas, quién con su linda voz cantaría para mí para poder tranquilizarme, y después de ello, me diría lo que tenía que oír, por qué aparte de él, era la única que me veía por lo que era, por mi esencia, me dijo que era un tonto, que había tenido la oportunidad de ser realmente feliz y que la había rechazado, y que tal vez lo que me estaba pasando ahora era una justicia para que pudiera enmendar mis errores, que sí realmente quería ser feliz y con ello hacer felices a otras personas, solamente en mis manos estaba, ya que según ella la piedra estaba de mi lado desde hace muchos años, era yo quien ahora debía de mover los hilos de mi vida, que ya había sido suficiente que alguien mas los estuviera moviendo; ¡No eres una marioneta! fue lo último que me dijo y me dio una bofetada para ver sí así se me colocaban bien los tornillos.

Al tercer día en que volvía esa casa, saque mis cosas y me las lleve a un departamento que estaba cerca del Diagon Alley por el lado muggle, como era de esperar mi agraciada esposa no estaba para detenerme o ponerme en alguna situación en la que ya no pudiera tener el valor para hacer lo que estaba haciendo. No bien deje las cosas en el departamento, me desaparecí a las afueras de la Mansion Malfoy, esperando el momento oportuno para hacerme notar, para decirle que estaba ahí como lo había pedido desde hace muchos años atrás, estaba seguro que no me iba a recibir con los brazos abiertos, por todo el sufrimiento que le hice pasar, lo único que quería era decirle que ya estaba libre de esas cadenas, que esperaba poco a poco se me fueran cayendo, para que así hiciera mi vida lo que realmente quería que sea.

Mi premonición fue verdadera, me cerró la puerta en la cara, con una sola frase; Me alegro por tí, cara-raja. Me divorcie, los niños se quedaron con su madre, quería que estuvieran conmigo, sin embargo, sabía que no estaba emocionalmente estable, aún tenía que salir de ese hoy que yo mismo me había metido, Luna fue mi salvavidas en todo ese tiempo en el que estuve como perdido, sin ningún animo de nada, posteriormente me di cuenta de que también Hermione le ayudaba para conmigo, solo que desde lejos, para no estar peleada con su esposo Ronald Weasley, ya que desde que me divorcie de su querida hermana me dejo de hablar, junto con los demás Weasley, a excepción de George, quién en ocasiones me iba a visitar, a decirme que dejara de estar en esa depresión, que mis hijos querían verme, ya había sido demasiado tiempo sin  que le diera señales de vida a ellos, que eran lo más importante y por quiénes me debería de preocupar, por qué que importaba que James no fuera hijo mio, al fin y al cabo yo lo había estado criando como si lo fuera, que le dieran por el culo a Ginny y a Thomas, qué me dejara de pelotudeces para quitarle la custodia a mi ex-esposa, no era una buena madre, que él me ayudaría para obtenerla pero que me apresurara de salir de mi depresión, porque sino los que serían muy perjudicados eran mis preciados hijos, que recordará que tenía tres hijos no dos.

Fue en una de esas ocasiones en las que me di cuenta que Hermione estaba ayudándome, ya que la encontré con Draco en mi departamento, ya que la única que podía entrar ahí era Luna, mientras que George siempre se esperaba a que yo le abriera, Mione se me quedo viendo entre preocupada y aliviada, ya que en ese tiempo estaba mucho mejor, corrió hacia donde estaba y me apretó entre sus delgados brazos, oí un sollozo de su parte y me beso la mejilla, mientras que se daba la vuelta para dirigirle una mirada llena de determinación al chico rubio que estaba sentado en el sofá y salio de ahí, no sin antes decirme: Nos vemos luego, Harry.

No sabía que hacer, enfrente mio estaba el amor de mi vida, a quién rechace por segunda ocasión, la primera para ser su amigo, la segunda para ser su esposo, rechazado por la misma familia, Weasley hablamos de cualquier trivialidad, sin meternos en asuntos escabrosos, sabía que no podíamos retomar lo que en un momento a otro fue dejado de lado por mi culpa, sin embargo, era feliz con lo poco que se me ofrecía en ese momento, cuan equivocado estaba, si pensaba de esa forma, otra vez estaba cayendo en el hoyo del que tanto esfuerzo me estaba costando para salir, creo que se dio cuenta de ello, y dejo de venir a verme. También me di cuenta por ello es que ahora después de tres años he conseguido lo que más anhelo en esta vida, una verdadera familia.

Hoy es mi cumpleaños, llevamos siendo una familia entre nosotros seis aproximadamente como dos años, aunque con mis hijos ya tengo unos cinco años que están a mi lado, sin que haya algo que nos separe, por ello siempre que despierto recuerdo que tengo algo por lo que luchar y no dejarme vencer, porque tengo a gente que realmente se preocupa por mi, que nunca perdió la esperanza para que me quitara esas cadenas que la sociedad me impuso y me creí que realmente las necesitaba para ir por el camino que me habían trazado, para no perderme, que gran equivocación. Ahora tengo lo que realmente siempre desee.

Sé que algunas ocasiones vuelvo a caer en mi depresión, sin embargo, ahora los tengo a ellos, quienes no dejaran que vuelve a pasar por lo mismo, que mis cuatro hijos estarán ahí para que pueda seguir porque al final del camino estarás tú esperándome con tu sonrisa prepotente, diciéndome que no podrías dejarme solo nunca más porque ni para eso puedo caminar. Tú forma de decir que me amas.

Siento que la puerta se abre, vuelvo a cerrar los ojos, mis niños han traído un pastel de chocolate blanco, fresas encima y de tres leches, la especialidad de la casa, ellos cuatro y tú lo han hecho, los cinco se suben a la cama, estamos apretujados, pero eso no importa, me despiertas con un beso casto y mis hijos me cantan el Happy Birthday, estoy pegado en el respaldo de la cama, para poder estar sentado y observarlos a todos ustedes, saber que por mis errores tal vez ellos no estarían con nosotros, por ello es que me alegro de haberlos cometido, solo unos cuantos, los otros donde me quitan la felicidad, prefiero olvidarles, porque ustedes cinco son la mayor felicidad que pudiera tener.

Mis niños dicen a coro que sople las velas y pida un deseo.

El aire sale de mis pulmones, y se esparcen por las treinta y tres velas que fueron puestas en el pastel, cierro los ojos hasta cuando veo que la última vela se ha apagado, mientras pido mi deseo.

Mi deseo... ya se hizo realidad, y es el estar siempre con ustedes.

Notas Finales: Bien, no sé de dónde ha salido esto, sin embargo, no quería quedarme sin hacer algo especial por este día en el que Harry cumple años, un poco dramático, aunque en mi cabeza quería que realmente fuera muy angst, no lo logré, espero que les guste. Después lo iré a dejar en FF.net y Slasheaven

Informe -one shot-

Informe
By Marpesa Fane-Li
Disclaimer: El mundo de Merlín pertenece a los directores Julie Gardner y Bethan Jones, quien a su vez fue producida por la cadena televisiva BBC One (al menos referente a la serie) la historia que están por leer es completa de mi autoría, sin fines de lucro.

Advertencias: Universo Alterno. También hay algo de canon. Posiblemente OOC, y Slash

Notas de Autor: Gracias a Kumagoro_chan por aceptar ser mi beta en esta historia, se te agradece.
Este fic participa en el reto "Mi One True Pairing" del foro "En una tierra mítica y en una época mágica".

[universe]
¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,

Él, el príncipe recubierto con su armadura de bronce con un baño de plata, con su espada colgada en la cadera lista para que pueda desenvainarla en algún ataque sorpresivo, mientras que su sirviente es y será su fiel escudo aunque no pueda evitarlo. Ese chico de ojos gris azulados siempre estará ahí para protegerlo y cuando no pueda él en persona, mandará a alguien a que cumpla con el trabajo que ha sido encomendado por el gran dragón.

Por lo tanto, una de las prioridades que tenía impuesta es la de proteger al futuro Rey de Camelot, aunque eso signifique protegerlo de sí mismo o en su caso, de su propia persona. Su relación estaba más allá de amo-sirviente, no eran amigos, pero tampoco desconocidos, estaban en un punto intermedio. Pero un día todo cambio, no se sabe qué día pudo ser, o los acontecimientos que tuvieron lugar para cambiar esa delgada línea, simplemente ninguno de los dos pudo seguir negando esos sentimientos que sentían por el otro.

Arthur Pendragon era único dentro de la realeza, no se comportaba como tal, era un engreído, soberbio, narcisista y se burlaba de su sirviente a la hora que se le antojara, como toda persona que está en la realeza. Sin embargo, se comprometía con su pueblo, quería llegar a ser el mejor que tuviera su reino, que lo recordaran por lo que había hecho por ellos, no que lo recordaran como el rey que gobernó con el miedo para que obtuviera el respeto con el que se dirigieran a él.

Porque miedo y respeto no es lo mismo.

Mientras que el chico de cabello color ébano, era lo contrario a él. Tenía sus altibajos en los cuales sacaba ese ser que se ponía a la par para darle pelea al príncipe, no se dejaba rebajar, no importaba que fuese un subordinado, no había nacido para ello, no estaba hecho para seguir órdenes y no cuestionarlas, simplemente estaba ahí por un accidente el día de su llegada, aunque daba las gracias por ese hecho, ya que de alguna otra forma no podría haber estado tan cerca del rubio.

Más que un accidente, fue una gallardía ya que cuando llegó se había peleado con el heredero al trono, y como castigo lo pusieron en el cepo. Después de ello, para recibir el perdón, Gaius lo había llevado al castillo para que se pudiera redimir y ahí es donde comenzó la historia de estos dos personajes.

Tal vez, sólo tal vez, el príncipe se sentía a gusto con él sólo por el simple hecho de poder ser él mismo y no como quiere la sociedad que se comporte para alguien de su rango, como el chico culto y respetuoso que tiene el deber de dirigir una nación, tampoco se le olvidaba que tenía que gobernar Camelot y ver por el bien de sus habitantes.

Es por ello que con Merlín siempre se la pasaba siendo el chico que quería ser, sin esa carga que tuvo desde el momento que nació. Aunque no demostrara que a causa de su nacimiento su madre había muerto, su padre en cierta parte de su corazón lo culpaba, sin embargo, nunca le dijo algo sobre ello, pero en algunos tratos se lo demostraba, además estaba el hecho que también se trataba del tabú, la magia.

El Rey de Camelot, Uther Pendragon, quería|
¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,

—Entonces Merlín ¿qué es lo que estás escribiendo?—le preguntó un señor con su cabello medianamente largo de color blanco, signo de que ya era mayor.

—Un informe de mi clase de historia, abuelo – le respondió un joven de unos ojos azul grisáceos.

—¿Para tu trabajo final?.

—Sí, tenemos que hablar sobre alguna época que nos agrade y mencionar a las celebridades de dicha era y suponer que fue lo que ocurrió.

—Oh, se oye interesante… supongo—una de sus manos fue a dar a la mandíbula, simulando estar pensando, sin embargo, no era así.

— ¡Abuelo!

— ¿Qué? ¿Ahora qué hice?, ni siquiera dije nada—pero su sonrisa lo delataba.

—No tienes remedio, estás pensando que escribiré algo homoerótico, ¡no se puede contigo! —dicho eso, procedió a cerrar el documento e irse de la sala a su habitación.

Subiendo las escaleras todavía podía oír a su abuelo reírse a carcajadas, aunque también oyó el timbre de la puerta.

¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,

El hombre mayor se dirigió a la puerta principal a proceder a abrirla, seguro era el novio de su nieto. Cuando se enteró de sus preferencias fue un shock, aunque se recordó que vivían en épocas distintas y aunque en las otras también las había, y como que eran más liberales, pero después la sociedad se volvió en contra y tuvieron que esconderse. Aún hoy en día hay gente que los discrimina…

Un joven de la misma edad que su nieto estaba parado en el umbral, con su camisa color verde esmeralda semi abierta de los tres primeros botones, con un collar de plata y el dije era un colmillo, vaya uno a saber de qué tipo de animal, sus mocasines negros bien impolutos y pantalón de vestir negro ébano, en la muñeca derecha traía puesto un reloj.

El chico pidió permiso para entrar, siempre tan correcto al dirigirse a todos, claro, pero todo eso cambiaba cuando estaba al lado de Merlín, es como si él le quitara toda la educación que su padre le enseñó. Sobre su madre, bueno una gran mujer, lástima que muriera casi después del parto, sólo lo tuvo en sus brazos poco tiempo.

Se parecía mucho a su madre, con el mismo color de cabello rubio, la misma forma de los labios, hasta el color de ellos color rojo, aunque sí sacó los ojos de su padre, ese color azul cielo transparente, a veces dependía de la luz que lo rodeaba y se veían más oscuros, la quijada cuadrada y la barbilla partida, la nariz romana de su madre y su tez.

El de las canas le indicó al joven que su pareja se encontraba en la habitación, se dio media vuelta y se enfiló hacia esa parte de la casa, por lo tanto él terminó de cerrar la puerta y se fue a la cocina a preparar la cena.

¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,

Como ya era su segunda casa ni se molestó en tocar la puerta, aparte era la de su pareja, así que estaba de más tocarla, por eso sólo la había abierto, y lo que encontró fue que el chico de cabellos ébanos estaba boca abajo en la cama, con la computadora enfrente de él escribiendo minuciosamente, los pies los tenia hacia arriba, no traía puestos los zapatos y solo le dirigió una mirada de reconocimiento mientras sus dedos seguían moviéndose.

Mientras que el dueño de ese cuarto se hacía a un lado para que el que acababa de ingresar pudiera estar sentado en un pedazo de la cama, este también comenzó a quitarse los zapatos caros que portaba y los hizo a un lado, se quedó recostado en el respaldo observando como trabajaba, le encantaba hacerlo, es más tenía una obsesión insana al verlo, más cuando estaba tan concentrado en algo y no hablaba, disfrutaba mucho los momentos de silencio, aunque también le gustaba cuando no paraba de decir cada cosa.

— ¿De qué se estaba riendo Gaius? cuando llegué se oían sus risas hasta la entrada—comentó después de un largo rato en ese silencio reconfortante.

Bufó—se reía de mi trabajo final de historia,  me dijo con su mirada exasperante que lo iba a transformar en una historia homoerótica, ¡mira tal descaro!—al decir esto sus dedos empezaron a teclear más recio de lo debido.

— ¿Y es cierto?

Tuvo la decencia de sonrojarse

—O sea que si es cierto—puso el dedo en la llaga.

— ¡Claro que no Arthur! Estoy escribiendo algo decente, pero aburrido, con el cual no tendré la nota máxima y con el otro reprobaría—en este momento se había volteado a verlo, aún se podían ver rastros de color rojo en su cara.

—No sé porque te enojas si es verdad que estas escribiendo algo así.

—Molesta que mi abuelo a cada rato me esté recordando lo que escribo, sólo porque un día en mi torpeza deje la computadora encendida y con uno de mis documentos abierto—se le oía algo frustrado.

—Bueno, tú siempre eres torpe—le dijo el otro con una de sus sonrisas ladeadas.

—¡Jódete Arthur!.

—Sí, jódeme, quiero que lo hagas…

Se hizo hacia delante, le rozo una de sus orejas  sobándole el lóbulo, su otra mano estaba posada en la cintura del morocho, aún sin moverse pero esperando el momento oportuno para ello, su cabeza estaba alcanzando los labios del otro, ya que se había girado ligeramente. Merlín cerró sus ojos al ver que lo iba a besar, sin embargo se quedó esperando, porque el rubio pasó de largo a recoger la computadora.
¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,ø¤º°°º¤ø,¸¸,

—Señor McCoy, no se vaya, espere un momento—le indicó su profesora de historia, la señorita Morgause, en realidad no se llamaba así, pero así le decían porque era una odiosa, aparte de que era una abreviación de su nombre completo.
Merlín McCoy terminó de juntar sus cosas del pupitre y se dirigió al escritorio de la profesora, no sabía que esperar de ella, podría ser cualquier cosa.

— ¿Dígame profesora Moreira?—su tono de voz trató de que no sonara nervioso, no lo logró del todo.

Ella se le quedó mirando, como tratando de ver a través de él. Después de estar satisfecha con el escrutinio, le tendió el escrito que habían entregado el día de ayer.

—Bueno señor McCoy, estoy consciente de muchas cosas, fue interesante leer algo fuera de lo usual, he de añadir que también fue sorpresivo y no me lo esperaba. Sin embargo, en futuros trabajos absténgase de relatar esos hechos, le he dado la nota máxima, pero ¡por la mesa redonda ya no lo vuelva a hacer!, al menos no para entregármelo.

Los ojos de Merlín mostraron confusión, sin embargo, sólo asintió.

—Gracias profesora, que tenga un buen día —se despidió de ella y cuando estuvo por alcanzar la puerta, abrió el informe y se quedó pasmado, lo que se le entregó no era el informe que había escrito con anterioridad, era uno de esos escritos que sólo su abuelo y Arthur habían leído, así que sólo había un culpable.

Los tres últimos pasos los dio tan fuerte, que tal vez el pie se le fracturaría por ir dando esas grandes zancadas, cuando la abrió, vio que su pareja se encontraba recargado en la pared de enfrente esperándolo.

La profesora sólo pudo sonreír con diversión al oír el grito ensordecedor que dio su alumno a su otro alumno, quién obviamente había hecho la travesura y cambiado el informe por otro.

Ya había sonado la segunda campanada, por ello su otra clase dio comienzo, varios de los que estaban ahí pudieron vislumbrar la sonrisa sincera pero traviesa que estaba en su rostro, sólo que cuando volteó a verlos, se había dado cuenta de lo que estaba haciendo, su cara volvió a cambiar, retomando a la profesora que todos temían.

— ¡¿Dónde están sus informes?! Debieron ponerlos desde que entraron al salón, puntos menos por  eso —dicho eso, comenzó con la clase del día.
-Finite-




Alt UniverseCollapse )





Notas finales: Gracias por llegar hasta aquí, fue genial escribirlo. Solo espero que haya sido de su agrado. Los comentarios son bien recibidos. n_n
 

Enlace químico -one shot-

Enlace Quimico
by Marpesa Fane-Li

Disclaimer: Beyblade pertenece a Aoki Takao y pues yo solo los uso por diversión como ya saben y muchos hacen n.n.

Advertencias: este es un Pre-Shonen-ai n.n. si es decir, será un shonen ai en un futuro

Notas: Este fic debió haberse entregado el 14 de febrero, pero pues por el tiempo no pude. Además de que es un reto hecho por mi beta, Alejandra Black-Potter cuando faltaban dos días para esa fecha u.u. ya que para el 14 de marzo, ella le hará una continuación. Así que ella también subirá uno y al de ella le tendré que hacer continuación. Trate de hacerlo de la mejor manera posible. Espero que les agrade...

[Enlace químico]

********

El viento soplaba hasta que tú cerraras los ojos los cuales se tenía que hacer eso porque el fino polvo entraban en tus cavidades. Se hacia tarde para las practicas profesionales que estaba realizando en un hospital general para poder ser químico. El único turno que podía hacer en su horario era en la noche, así que entraba a las 22:00 y salía a las 4:00, le daban permiso solo de asistir 6 horas por día, los cinco días de la semana. Sus practicas tenían que durar por lo menos un año, para que le dieran el titulo.

Ahora se le estaba haciendo tarde solo faltaban escasos cinco minutos para que dieran las diez, y eso no le agradaba mucho, ya que desde su trabajo salio un poco mas tarde de lo usual, el trafico era normal hasta que hubo un embotellamiento ya estando a la mitad de camino, que eso fue hace media hora, con trafico normal se hacia desde donde estaba alrededor de quince minutos, pero a como se veían las cosas se tardaría el doble.

Al parecer ese día no era su día, si la simple fecha lo decía todo, viernes trece. Si es absurdo todo eso, pero al parecer en sus veinticinco años no le había pasado algo así, primero se levanto tarde, por lo cual llego a la universidad unos veinte minutos después de que empezó la primera clase, y para colmo era febrero; como algo representativo del día del amor y la amistad al día siguiente, todos sus compañeros tenían un montón de cosas acerca de eso, a el le toco unas paletas de corazón y estaba repleta su mochila, bien se podría decir que iba bien por el momento, pero antes de acabar ese día de clases, como era el jefe de grupo, tuvo que asistir a una reunión de ultimo momento junto con otros mas. Llego tarde al trabajo como mesero de un restaurante no muy conocido, pero que si caían clientes de donde sea, le riñeron por no haber avisado el que iba a llegar tarde, mas sin embargo no se sintió mal, atendiendo a sus clientes iba y venia, ya el ultimo cliente para poder terminar su turno, se quedo mas de lo debido y pues el se tenia que ir después de que se fuera el.

Ahora hemos vuelto a donde empezamos el tráfico. El muchacho de cabellos azabaches como la misma noche, se bajo de su transporte para poder llegar mas rápido a su lugar de destino, corrió como unas cuatro cuadras desde donde se bajo, llego al hospital con diez minutos de retraso, checo su tarjeta y fue directamente a laboratorio donde ya lo esperaba el químico encargado de ese turno.

Abrió la puerta y se encontró con esos ojos color carmesí que siempre lo escrutaban y eso lo hacia sentir incomodo, pero al parecer en estos momentos no sentía nada de eso mas bien se sentía seguro al estar ahí porque se sentía como si estuviera en casa. Le dedico una sonrisa a manera de saludo, el otro solo asintió y se fue a su área asignada, pero al ver que no oía los pasos de alguien mas se detuvo para observar que el que acababa de llegar estaba tirado en el suelo.

******

- Rei levántate, harás un viaje conmigo – le dijo el de cabellos bicolor – salimos en media hora

Después de decir eso, salio de la habitación para dirigirse a quien sabe donde, dejando solo otra vez al oji-ambar, su mirada se dirigió al lugar que no conocía, pero sabia que estaba en un lugar seguro, solo por estar con el químico hematólogo que era su jefe inmediato, no recordaba mucho de lo que paso, lo ultimo que se acuerda su subconsciente fue que se le hacia tarde a cualquier lado que tenia que ir, pero después de ello estaba completamente en blanco.

Se levanto con lentitud admirando todo a su alrededor, las paredes pintada de color vino con crema, y en la cama donde estaba descansando, era con doseles, color blanco con rojo, pero a pesar de todo, los colores le hacían sentirse cómodo. Dirigiéndose a la única puerta que había aparte de la de salida, estaba el baño con la regadera, y aparte el jacuzzi, como el químico le dijo que tenia solo media hora para arreglarse, se metió a la regadera.

Después de haberse bañado, salio del baño con una toalla rodeada a la cintura, y vio que en la cama había una cambia de ropa, los pantalones eran color negro, y la camisa de color amarillo claro, las mangas eran de tres cuartos, le quedaba un poco holgada la ropa, pero se sentía bien, no eran grandes pero tampoco pequeñas.

A su largo cabello lo peino con cuidado, era su más preciado tesoro aparte de sus bellos ojos, lo peino en una coleta baja, con una cinta amarilla, que ya llevaba desde antes. Sus ojos se dirigieron hacia la única foto que había, era de una mujer de cabello azul claro que le caía por los hombros y ojos de un color carmesí, con una sonrisa ligera, pero era genuina, sentada en una gran silla de madera.

Se dirigió hacia la salida, donde Kai se había dirigido, vio un gran pasillo y decidió seguirlo, al parecer estaba en el segundo piso, las escalaras tenían una alfombra color verde con figuras cafés, pero no les encontró forma alguna, bajo por ellas, y llego hasta la sala donde lo estaba esperando el anfitrión.

Le dedico una de sus habituales sonrisas, este no devolvió el gesto, pero lo saludo con un movimiento de cabeza, lo vio vestido de color negro, completamente, resaltando tu tez pálida.

- ¿Estas mejor? – le pregunto de manera casual aquel que estaba sentado

- Si, estoy bien, pero que fue lo que paso? – le dijo el de ojos ámbar

- No se, pensé que tu me lo dirías – le dirigió una mirada de escrutinio

- Solo se que iba hacia el hospital y de ahí nada – le respondió el otro

- Bien, te desmayaste después de que llegaste y desde entonces no te habías despertado, hasta que fui yo a la habitación

- Ohh con que eso paso, bueno pero ya estoy bien, me retirare, gracias por cuidarme

- No, no vas a ningún lado sin mi, iremos de viaje, te estas estresando mucho, y eso no es bueno para tu cuerpo, deberías de saberlo perfectamente, y es una orden

- Se que me hace daño, pero es la manera en que vivo, además no tiene caso que me digas que no me estrese, ya me acostumbre

- Quiero enseñarte algo, se que te fascinara – cambio la conversación para no seguir discutiendo algo que al parecer no le harían caso.

Lo siguió con cautela, ya que lo que había dicho era verdad, si seguía continuando así con ese ritmo que llevaba su vida, esta deliberadamente se vería reducida a casi la mitad si bien le iba. Entraron a otra espaciosa habitación, pero esta era tipo estudio, un solo escritorio en medio de toda ella, y un gran ventanal en la parte de atrás para que la luz se pudiera filtrar por ella, había varios estantes con muchos libros de distintos tamaños, grosor, color y de autor, pero solo uno, una saga de entre tantos libros que pudo observar se encontraba lo que el mas anhelaba, pero no podía darse el lujo de comprarlos todos.

Estaban los siete libros de la serie original, con pasta gruesa, para poder tenerlas de colección, mas aparte en el extremo interior vio los otros siete libros del mismo autor, pero estos se veían que los habían hojeado, como si ese fuera el que se usara solo para leer, se giro hacia la izquierda, donde encontró a Kai ya sentado en el escritorio de cristal.

- Dijiste que no te gustaba – de alguna forma sonó a reclamo

- De hecho no me gusta, pero eso no le quita el hecho de poder leer la tan famosa historia de este siglo – sus ojos lo vieron con cautela

- Entonces porque los tienes, pudiste tener solo un ejemplar de cada uno y no dos – trato de no continuar, por el hecho de que a se estaba burlando de "su"historia

- Para poder averiguar el motivo del porque te gusta tanto, y me di cuenta, de que aun no encuentro eso.

- ¿Pero por qué? no lo entiendo!

- ¿No entiendes qué? – lo dijo en su forma inocente, pero sin mostrarlo en su faz

- Interesarte en lo que me gusta o no me gusta – le dijo ya con un tono ya sardónico

- No importa si lo entiendas o no, pero lo que importa es que lo sabes – sonó a sin importancia

- En fin no importa, no quiero pensar a que te refieres, y todos estos libros son tuyos? – ahora el había cambiado el tema

- Si, son míos, hay desde hace siglos, y los nuevos, como ese

- Sabes, a mi me encanta el tercer libro, es el mejor, habla mas acerca del pasado de sus padres y los amigos de estos

- Si, de hecho ese fue el mejor, ya que el ultimo, esta bien, pero ya mas o menos en la mitad empezó mal, y ni se diga del epilogo – dijo volteando los ojos al decir lo ultimo

- Aja, ese epilogo, siento que la autora quería decir algo mas, pero al parecer la presionaron bastante para que acabara con la gran historia, bueno eso creo – ya le dijo con su dedo índice al pie de su labio inferior

- Si, por que una historia se hace con tiempo, y con presión si, pero se necesita tiempo – ya recapacitando en lo que había dicho el oji-ambar, no lo había pensado de ese punto de vista

- Pero bueno, ya que le puede hacer uno, ya esta escrito – ya fue con un tono de resignación.

- Bueno pues vámonos se nos hace tarde

-¿¿ Y adonde me llevas??

- A Francia, Proeza-Alpes-Costa-Azul

- ¿Que?

- Vamos de vacaciones, a disfrutar del mar que tiene, y su gran diversidad de paisajes, sus riquezas naturales y su arquitectura

- Pero no puedo pagar eso

- Ah eso, no te preocupes por eso, esta ocasión yo invito, y si no quieres, no importa – el oji-ambar respiro aliviado – aun así tendrás que ir – o no

- Pero Kai no es justo, nunca podré pagártelo, además son muchas horas de viaje

- Créeme, querrás tener mas horas – sonrisa arrogante- lo agarro del brazo y lo saco del estudio, para llevárselo hasta el aeropuerto que estaba cerca de su casa.

*********

Ya habían pasado, unas cinco horas desde que habían abordado el avión que los llevaría hasta Francia, un viaje excelente, en primera clase, con unas aeromozas muy amables, que trataban de tenerlos a gusto, en el vuelo 6987.

- No me había dado cuenta, pero es 14 – le dijo el oji-ambar

- En serio, si no me dices no me doy cuenta – le respondió con su ya conocido sarcasmo

- Ya vale, no es para que contestes sarcásticamente, por si no lo habías notado, desfallecí el día de ayer

- Hm, y que es lo que hacías estando en la escuela superior, en estos días?

- Pues yo nada, siempre, me regalan algo y a ti

- Igual, es que siento que la fecha es un tanto absurda, cuando estaba estudiando, siempre me obligaban a asistir a las dichosas reuniones que hacia el colegio, o en todo caso me obligaban a participar en algún evento soso, de hecho no me parece importante, eso solo es mercadotecnia, que como sabrás no tiene nada que hacer y cada vez se inventan algo nuevo, además para que gastar dinero cuando lo puedo obtener otras cosas productivas

- Sabes es la primera vez que te oigo hablar demasiado, aun que creo que es el día en que te oigo hablar demasiado

- No molestes – le dijo el oji-carmesi

- En lo personal, siento que la fecha es hipócrita, pero lo acepto porque mis amigos lo adoran como no tienes idea, pero si por mi fuera esta fecha no existiría, es que pues entonces para que existen los otros 364 días del año, ¿acaso solo es para que sepas que como tienes amigos los puedas dañar en esos días?, además lo puedes demostrar el cariño, amor, amistad y bla bla, a tus amigos y a tu pareja, así que para que celebrarlo ese día, yo lo celebro cada vez que puedo, ya que la amistad y el amor es algo tan lindo pero a la vez tan amargo – lo ultimo ya lo dijo en voz mas baja

- Antes me levantaba y sinceramente ese día tenia que proponerme ir a la escuela, ya que había un montón de niñas idiotas que andaban detrás de mi, como unas malditas lapas, hasta parecían que fuera mi propia sombra, era tan agotador el tenerlas pegadas a mi.

- En mi no tanto pero, siempre hay algún regalo de chocolates en mi casillero, o en mi pupitre, pero en estas fechas se llena, y pues mejor me los llevo a mi casa, y ahí están, no puedo regresarlos, es mal educado, aunque me extraña que esta vez no me dieran nada, y que bueno, fue un alivio

- Señores pasajeros, le anunciamos que en media hora estaremos aterrizando, en el aeropuerto de Proeza, así que por favor abróchense sus cinturones – dijo la aeromoza de cabello rubio

*********

- Así que sabes hablar también Frances

- Si, también se hablar ruso mi idioma natal, alemán, ingles y el japonés

- Ohh, yo solo se el chino y el japonés

- Sabes, aun queda mitad del día del catorce, que quieres hacer

- Pues no se, tu me trajiste, sorpréndeme

********

Se fueron en taxi pasaron por los Montes des Fergons, luego pasaron por la Aveneu des Grees que estaba girando a la izquierda para llegar a una casa de madera, de color blanco con verde en algunas partes de esa casa, tenia una chimenea que se podía apreciar en la parte superior de esta, con un garaje en la parte derecha junto con un pequeño patio, que no estaba muy sucio

- En donde estamos? – pregunto Rei

- Estamos en Chermin du Grand Justin

- Si, pero donde?

- Te refieres a que parte del mundo estas? Estas en la latitud 44º longitud 6.13º en una altitud de 507 a 900 m del…

- Kai!! de quien es la casa, porque esta casa?

- Es mi casa y por eso venimos aquí, no pienso ir a rentar a un hotel cuando tengo mi propia casa, no crees? – lo dijo moviendo la mano derecha hacia su cabello que estaba desarreglado según el

- Es.. es… tu ca…casa! – estaba un poco sorprendido

- Si, mi casa, vengo aquí cada mes, ya que pues los fines de semana me voy de viaje

- Te vas de viaje!!!!!!! – ya totalmente sorprendido

- Si, ven y deja de sorprenderte tanto, vamos dentro – lo jalo del brazo

En la casa, no había gran cosa, solo lo usual, una tele, los asientos, una mesa, etc., es como si solo fuera a ver como esta y se regresaba, no importaba mucho que tantos muebles tenia la casa, solo era para descansar.

Escasamente apenas iban a dar las cinco de la tarde, ya que desde Japón hasta Francia eran 8 horas de diferencia, por lo tanto, se repetía el día para ellos.

*******

Aun no sabia el porque lo había llevado hasta muy lejos solo para poder desestresarse, eso también lo pudo haber hecho en su casa, estaría hasta mas cómodo, y no así, como se podía encontrar ahora, tal vez por que no siempre convivía con Kai, era cierto que hasta cierto punto lo podía comprender pero eso no significaba que lo conociera completamente, en si no sabia nada de el, solo el como se llama y que había estudiado, no sabia como se llamaban sus padres, si tenia hermanos o no, o algo parecido, era tan desconcertante que el si supiera lo que le gustaba, lo que anhelaba u hasta lo que mas miedo le da. Pero y el, donde quedo el si te conozco, tal vez no sea referente a que se que es lo que haces en el día, a donde vas, o con quienes vas, solo que como persona se que estas aquí, y no importe nada mas.

Pasaron de nuevo por Montes des Fergons, para poder apreciar sus valles que se formaban por el camino, y la laguna que ahí se encontraba, lo guío por dos restaurantes de la Aveneu des Charmont, al parecer el restaurante es de cuatro estrellas, comieron en la zona VIP, con otras personas mas, que al parecer ya son gente muy recurrente, pero a el, a Kai Hiwatari, lo tienen idolatrizado, cuando pasa, es como si caminara el mismo Dios que tanto alaban, lo respetan a sobre manera.

- Por que la gente, te admira tanto, o no se como te miran

- Es que tal vez soy un Hiwatari

- Y eso que tiene que ver?? Yo soy un Kon y no hacen eso

- Mi familia es dueña de una industria de comercialización en Rusia

- Que? Entonces que haces trabajando de químico??

- Es que mi hermano esta haciéndose cargo de la industria, además de que no es mi intención tener algo tan grande en mis manos, aunque si me mandan algunas cosas para que las haga

- Entonces me estas diciendo que lo estas haciendo por caridad?

- Pues en cierta forma si, no tengo nada que hacer

- No puedo creerlo, yo me estoy matando al estar estudiando, trabajando y haciendo las practicas y por eso colapse y tu si no quieres hacer nada ya lo tienes desde antes de pedirlo

- No es muy así, por que tengo que estar viendo si están bien las estadísticas en completo orden

- Como quisiera ser tú

- No desees algo, que tal vez se pueda cumplir recordó la frase

- Y cuando no iremos, tengo que ir a la escuela

- No iras, faltaras el lunes, y también al trabajo y solo iras al hospital, nos iremos el lunes en la mañana

- Que, porque ¿?? No tienes derecho a mandar en mi vida, tengo que ir, no es porque quiera ir, pero debo de

- Un día no te ira a hacer daño, es mas te hará bien

- Ya que no puedo decir no, le hablare a Artemisa, mi amiga y luego al gerente

- Bien

- Y como se llama tu hermano? Cuéntame de tu familia

- Mi hermano se llama Ferrik es cuatro años mayor que yo, tiene 31 años y es dueño de la corporación VisualityRuss, que comercializa lo que pueda comercializar, mis padres fueron criados en Rusia, pero mi padre es de Japón, mi madre murió hace 10 años y mi padre en este momento tiene enfermedad terminal.

- Ohh cuanto lo….

- No lo sientas, no es necesario. Ferrik vendrá el otro fin de semana a visitarme, si lo quieres conocer, estas invitado – como que se estaba haciendo costumbre el cambiar de tema

- Esta bien, iré a tu casa, no tengo otra cosa que hacer el fin de semana

- Sabes es la primera vez que me siento bien, al estar con alguien el día de San Valentín

- También yo, porque creo que somos nosotros mismos y no con mascaradas que hacen daño

- No solo es por eso, es porque te aprecio

- … - se sonrojo, aunque no sabía el motivo preciso de haberlo hecho

- Es hora de irnos a descansar, mañana te llevare a otro lugar

- Bien, tengo ganas de saber a donde

Salieron del restaurante, y en el trayecto, el chino iba demasiado adentro de sus pensamientos, su mirada ambarina, estaba opacada con un halo de un sentimiento extraño e irreconocible para el, tal vez solo fuera su imaginación, el hecho de que necesite cariño de alguien, o solo el hecho de que el le hacia sentir diferente.

*****

- Rei!!! Donde te habías metido??? – le grito una chica de ojos violetas

- Ya te lo dije, ayer o no te acuerdas

- Obviamente me acuerdo, no siempre te habla tu amigo, diciendo que esta fuera del país, con un sujeto que solo ve en el hospital

- No solo es un sujeto que veo en el hospital, creo que le gusto

- Que en serio? Ahh ahora ya entiendo porque te llevo – sonrisa lasciva

- No, no es nada de lo que imaginas, aun no se si siento lo mismo, al final del día sábado, me preparo un chocolate, que nos comimos viendo una película, descansando en el sofá.

- Lo que quiere decir que le tendrás que dar algo el día blanco

- Eh? A si no me acordaba, gracias por recordarme, ahora no se que regalarle

- Ash ya no te traumes, después veras que fácil es escoger un presente

- Pero cuéntame, como fue que te fuiste con el

Le contó desde su salida del trabajo, hasta cuando regresaron de Francia.

- Eso es en lo que se resume desde el viernes trece hasta ayer lunes dieciséis, no vine a la escuela todo por haberme ido con Kai hasta Francia, el todo un misterio como siempre. Espero conocerlo mejor

- O tengo por seguro que lo conocerás mejor – ya estaba con su risa apunto de salir

- Artemisa, ya cálmate, además tiene un hermano, vendrá el sábado

- Quiero saber como es, puedo ir?

- No se, no creo que puedas, lo siento

- Bien, al fin que no quería

- Tratare de ver que dice Kai

- Sabes, creo que lo quieres y no te das cuenta

- A quien??

- No a nadie, pronto sabrás….

*******

Llego a su hora normal para entrar a sus practicas y como siempre el químico encargado ya estaba esperando, y todos los estudios también haciendo fila para poder entregárselos a los médicos internos.

Se había sentido de manera distinta desde que llego de sus "vacaciones" y eso le hacia feliz, esperaba que pronto descubrir el motivo.

Finite!

Notas de autora:Lo referente a los libros con de Harry Potter de su autora J.. n.n.. solo los utilice, ya los devolvi n.n. jaja. Pero bueno es lo que pienso. Disculpen si alguien se siente ofendido u.u

Pues aquí como podrán, ver ya esta terminada, tal vez no como yo quería pero ya tenía que entregarlo. u.u.. Este fic no esta beteado, tal vez puedan ver algo incongruente, lo siento. También sale el nombre de Ferrik, de mi otra historia de Sin Reservas, el será el hermano de Kai, no importa donde sea que yo ande. Ok.n.n.. gracias.

La idea fue dada por Luna n.n gracias, por el fue hecha de químicos, o tratando de hacerla de ellos, pero solo dijo "hazlo de doctores o químicos" eso fue lo único, n.n.. Pero bueno una relación de químico y doctor no pude que se igualaran sus horarios, así que pues mejor de un químico y su practicante.

Geburtstag -one shot-

Geburtstag

Disclaimer: Los personajes de CCS no me pertenecen, por que admitámoslo, es de nuestras queridísimas CLAMP si demos gracias a ellas, por hacer dicha obra. n.n. Esta pequeña historia se hace sin ánimo de lucro… si por que aparte no creo que me quieran pagar…

Resumen: “No solo al inicio del año se nos presenta la oportunidad de volver a empezar. También ocurre al despertar cada mañana.. Pensamientos de Touya.

Advertencias: Tiene ligero Shonei-Ai, pero ligerísimo casi nada De la escala del 1 al 10, les diré que un 0.5 es de alto. n.n.

Notas de Autora: Este fic esta hecho solo por el simple y vana razón de que es el cumpleaños de mi amigo Jos-kun o como le digo Lithium, aunque claro eres Luna para mi, si por que el día de hoy cumple años y es mi presente para el. Espero que te guste, aunque bueno supongo que nunca vienes por estos lares, pero si lo haces, ya sabes que no me olvido de ti.

*~*~*~*~*~*~*~*~*

[Geburtstag]

"No solo al inicio del año se nos presenta la oportunidad de volver a empezar. También ocurre al despertar cada mañana: ya que nos ofrece la posibilidad de comenzar de nuevo y de corregir los errores que cometamos."

Despierto temprano como usualmente lo hago, con esa frase que leí en algún lado. Aunque en el fondo, se que tiene mucha razón.

No quisiera despertar, pero debo hacerlo, ya sea por obligación o no. Lo más seguro es que mi hermana ya se haya despertado, aunque lo dudo mucho: ya que se levanta tarde, pero por ser un "día especial" lo hará, hoy es mi cumpleaños. Tal vez por esa insignificante razón lo haya hecho.

Mi cumpleaños es raro, en el calendario lo marca cada cuatro años, pero mi madre siempre lo agregaba, con su letra y de tinta azul, entre medio del 28 de febrero y el 1 de marzo. Pero hoy es el año en que el calendario lo marca. Mi padre seguro está haciendo la comida y el almuerzo, tratara de no ir a trabajar solo para poder pasarla conmigo; y mi pequeño monstruo tratara de hacer el postre.

Habrá invitados no deseados como el mocoso Li y el otro mocoso Hiragizawa así también estará mi prima Tomoyo y mi inseparable amigo; Yukito, probablemente mi abuelo me envíe algún presente al igual que mi tía, alegando que no pudo venir, pero que espera que lo pase bien, hoy y siempre. Como si eso fuera tan fácil.

Es tan sorprendente el como pasa el tiempo, bueno pues, el como paso yo en el tiempo, ya tengo 18 años, algo que pensé nunca ver, hace un mes me preguntaba que tanto podría cambiar no solo física también mentalmente, lo bueno es que hay alguna que otra diferencia de hace años a comparación con el ahora, pero eso no se compara cuando tenia 6 años, he crecido, algo normal en todos, pero también mentalmente, ya que a la escasa edad de 10 años tuve que hacerme responsable de mi hermana, porque mi madre murió, pero bueno, fue algo que no se esperaba; el sobrellevar la carga que implicaba el cuidarla ya que era pura e inocente, aunque bueno creo que sigue siéndolo, tal vez no se diga sufrir, pero bueno, es algo parecido.

Se que mi padre me dio todo para que no me sintiera mal por la perdida de mi madre, pero aun así había un hueco en mi corazón, hasta que la conocí a ella, eso fue ya en el ultimo año de secundaria, siendo ella mi maestra, me sentí atraído, aunque se podría decir algo normal no? Se supone que a todos les puede pasar, que tu maestro o maestra te guste, pero esto no fue solo eso, ya que no fui solo yo, ella también tenía esa afinidad hacia mi.

La relación que tuvimos fue extraña, para variar. Relación maestro-alumno, no siempre se ve con buenos ojos, aunque hagas el enorme esfuerzo para que te puedan aceptar, pero lo que haces, es mantenerla oculta, lejos de extraños y a veces hasta de tu propia familia. Ya que así, para poder sentirte feliz basta que solo tú y tu compañera se sientan bien, aunque fuese pequeña esa felicidad.

Una relación de casi un año, mi padre se entero, y no me dijo nada, el solo me apoyo en todo lo que el pudiera, ya que así también el tuvo esa clase de relación y se casó con mi madre, creo saber lo extraño en toda mi familia. Pero a pesar de todo, nuestra vida juntos fue maravillosa, se podría decir, pero ya acercándose el mes de diciembre, algo cambio, no se aun que paso con ella, pero estuvo un poco distante, casi no nos veíamos, pero cuando lo hacíamos, se ponía nerviosa, sacaba excusas hasta debajo de las piedras, otras tantas hasta estúpidas, se le paso, ya en enero todo volvió a la normalidad.

Aunque quien me podría definir lo normal, tal vez algo normal seria que algo no cambio y siempre ha estado igual, tal vez eso sería mi definición como normal, pero hay tantas otras… que pues no estoy muy a gusto al estar cavando en mis memorias, como para estar tratando de encontrar alguna otra definición.

Veo mi reflejo de mis ojos, un color café oscuro a los que trato de taladrar para poder ver que es lo que ocultan, ni yo dueño de ellos puedo saber a ciencia cierta que hay ahí, ahora los de mi entorno ¿sabrán que pueden decir?, lo dudo. Me acabo de dar cuenta que ya me bañe, ¿en qué momento? no tengo idea, pero lo se porque hay un pequeño rastro de agua en el suelo, me visto con mi pantalón color gris oscuro y una camisa negra con botones plateados, me veo bien para "celebrar mi cumpleaños".

En donde me quede… así, ya recuerdo, cuando todo volvió "a la normalidad", no le tome importancia al hecho, las aguas se habían calmado y eso para mi era bueno, pero no, no todo es como lo hago creer, miento, lo hago para poder proteger a mi pequeño monstruo, por ella es que he podido perfeccionar mis mentiras, así que por el momento no sabes si realmente estoy diciendo la verdad, pero no siempre lo hago, solo ha ella y uno que otro sujeto para que deje de molestar, se que después le tratare de decir las verdades, pero aun no es el momento para ello.

Cuando estaba por cumplir mis 15 años, en ese lapso de tiempo de una dimensión a otra, en el cual en el calendario no venia ese día, el 28 de febrero, todo, todo lo que yo creía o al menos en el cual existía ella, desapareció sin dejar huella, lo único que dejo, fue el sufrimiento de mi alma reflejado en un par de lagrimas. Y sus últimas palabras dichas no soy la persona que esta al final del hilo de tu dedo y sin más me abandono.

Toda gran parte de ese día y del día 1 de marzo, me sentía muy abatido, no me presente a la escuela, mi padre como siempre no dijo nada, solo se que el se quedo en casa para cuidarme, se sentía mal por el hecho de no poder hacer nada, solo esperar a que sanara algo que tal vez no tenia cura, y con el tiempo se soluciono.

*~*~*~*~*~*~*~*~*

Un chico de piel bronceada, cabello color café oscuro y ojos del mismo color bajaba de las escaleras, hasta dirigirse a la cocina, donde encontró a su padre y a su hermana, haciendo el almuerzo. Se quedo de pie por un momento, viendo las expresiones de felicidad plasmadas en sus rostros, sabia que por ellos tenia que salir adelante, además de ellos existía otra persona importante y eso le agradaba aun más.

- Touya, ya despertaste – le dijo su pequeña hermana, con sus ojos color esmeralda llenos de felicidad

- Por supuesto, monstruo, no soy tu – le respondió el, con su ya caracterizada sonrisa de burla

Su hermana, ante el hecho de llamarla monstruo, le dirigió una mirada de furia y con ello una patada en la espinilla, la cual erró su objetivo, ya que su hermano sabiéndose de esas mañas de ella, se quito de ahí sin hacer comentario alguno. Pero solo pudo llegar a sentarse en la mesa, ya que su padre le dijo que no entrara a la cocina, ese día él no tenía derecho a estar ahí.

*~*~*~*~*~*~*~*~*

El día de hoy no fue del todo mal, mi monstruo quiso dar otros dos ataques mas, pero no lo logro, y todo hubiera estado de las mil maravillas si no fuera por el mocoso que esta detrás de mi hermana, pero no, ella me saca de quicio, no se si realmente sea muy inocente o se hace la inocente, pero bueno aparte de ese insignificante detalle estuvo bien, desde cualquier perspectiva que puedas darle.

En la casa, había demasiada gente de la que se acostumbra ver ahí, estaba la latosa de mi compañera Nakuru, creo que la invito mi hermana, pero si no fue así, seguro vino acompañando al otro mocoso, pero a él solo le tengo resentimiento por que pone en riesgo la vida de mi hermana, solo eso, también fue ella, la mujer que tiene 10 años mas que yo, la mujer que me hizo daño hace tres años, pero no puedo culparla.

La vida es así, tienes que sufrir para poder apreciar lo que tienes, sus buenos momentos, aunque sean insignificantes, pero están diciéndote que no importa lo que pase, saldrás adelante, el como, eso se vera mas adelante, cuando te hayas recuperado.

A ella no la puedo culpar, por ella es que conozco a la persona indicada, la persona que esta al final de mi hilo.

En realidad hoy fue un día perfecto. Y todo se lo debo a ellos, mis seres queridos y los no tan queridos, pero por ellos es quien soy y lo que soy. Aun recuerdo lo que sucedió hace unas pocas horas atrás, ya cuando la fiesta se dio por terminada. Yukito y yo dimos un paseo por el parque pingüino.

Nos sentamos en los columpios, viendo como el Sol se ocultaba, para dar paso al astro más fascinante, la Luna. La cual se encontraba en su mas esplendorosa fase, Luna Llena, se que también en sus otras fases, es igual de hermosa, pero esta no tiene igual. No había necesidad de palabras, se que el sabe lo que pienso y yo también, pero esta ocasión se le notaba nervioso, pero no importaba, estaba con él.

Una luz envolvió su pequeño cuerpo, dejando a su paso a su contraparte, de cabello largo color blanco azulado y ojos plateados, no me sorprende verlo, a veces tenemos una pequeña conversación de las cosas que le pasan a mi hermana, pero ahora no se que querrá.

- Espero que hayas tenido un buen día – me dice, yo solo asiento

-Sabes, Yukito no sabía que regalarte, por eso me mando a mi – se acomodo enfrente mío – pensara que como todo lo se, pueda servirle de algo, así que no te molestes – antes de que pusiera objeción, el de cabellos blanco-azulado me callo con sus labios, cerré mis ojos y cuando los abrí me encontré con mi amigo, el de tiernas facciones, y ojos color miel, y ya no a ese ser de alas que también es mi amigo.

Me detengo unos cuantos segundos en su mirada, ya que no es miel, es plateada, aun no se ha ido por completo mi amigo Yue, se que intenta decirme algo, pero no lo se, aun no descifro esas miradas en el, pero trato de hacerlo, creo que el interpreta mi mirada, por ello es que habla.

-No desperdicies mi regalo, el te quiere mas de lo que imaginas, y su regalo, es estar a tu lado, mi regalo para ti, fue haberle dado el pequeño empuje que requería.

Esbozo una ligera sonrisa sincera, después de oír eso, veo que sus ojos se vuelven color miel, mi querido Yukito se sonroja por lo que sabe que paso, supongo que ahora Yue le esta pasando las imágenes, cada vez mas sonrojado se pone, no le doy tiempo a que reaccione, me acerco un poco mas y le beso con pasmosa lentitud.

Después de eso, nos fuimos de ahí, nos dirigíamos a su casa, pero en el transcurso, le di mi mano, tal vez algo muy vago de mi parte, pero dado a que no expreso gran cosa con palabras, eso es algo muy preciado para el, además de que no desperdiciare el regalo que me dio Yue.

En realidad fue el mejor cumpleaños que he tenido desde hace mucho tiempo. Además de que ya encontré el significado de esa frase, que siempre me taladra el cerebro cuando despierto.

"No solo al inicio del año se nos presenta la oportunidad de volver a empezar. También ocurre al despertar cada mañana: ya que nos ofrece la posibilidad de comenzar de nuevo…fue lo que su madre le susurro al oído.

Finite




N/A: hola, hola, pues esto salio en dos días. Imagínense. Es un regalo para mi amigo Luna, que solo espero que se lo este pasando de lo mejor aunque este lejos de el n.n.

Se que aquí donde vivo, los cumpleaños mas importantes son los XV y los XVIII, así que, es un modo de representarlos aquí. Pero según yo, todos los cumpleaños son importantes, según, pero bueno cada quien. Ya eres mayor de edad, quien te viera. n.n. Sabes, la Luna tiene que tener un Dios, y quien mas que la verdadera Diosa. Geburtstag para quien no lo sepa, es cumpleaños en aleman, me gusto como sonaba y helo aqui.

Este fic fue Beteado por Alejandra-Black-Potter sep.

Bien con respecto a las entradas anteriores, como se podran dar cuenta esa historia que colgue ya tiene unos ayeres, tambien fue la primera historia que colgue en Fanfiction.net la cual me pueden encontrar como: Marpesa Fane-Li

http://www.fanfiction.net/u/1258943/Marpesa-Fane-Li

Es la única cuenta que tengo para publicar, recuerdo tambien que tenia una de amor yaoi, sin embargo, no me acuerdo de mi nick, ni de la contraseña, pero no, no tengo nada publicado por ahi. Si recuerdo algo así se los hare saber, quiero una cuenta en AO3 pero pues no tengo invitación u_u que mal.

Recuerdo tambien que tenía una cuenta en Slasheaven, pero mi cuenta nunca quiso abrir, desde el  momento en que la hice, no tengo idea del porque, así que pues tal vez solo vean el perfil pero nada publicado. Lo siento.

Sin más por el momento, me despido de ustedes.

Ok. Tal vez en la semana, ponga otras entradas de mis fics, sin embargo, estos tendran muchas faltas ortograficas, ya que solo han sido 4 hasta el momento los que estan beteados, >_< De lo que estoy convencida es que este fic de Frio y el otro de Sin Reservas -que no esta terminado por cierto- son los que más pero más tienen horrores ortograficos garrafales, así que pido su comprensión. Fueron los primeros que hice. Ahora no los quiero ni modificar, ya que siento que desde que comence he tenida una gran mejoria, si creanme. Es una gran mejoria.

Tags: